Cada niño crea un personaje que corresponde a lo que esperan de él


“Los adultos de su entorno esperan de él algo que no es, requieren un orden que no es el suyo, unas respuestas a preguntas que no puede entender, comportamientos cuya estructura ideológica o social no corresponden en absoluto a su naturaleza instintiva. Y como el niño no puede marcharse, cambiar de padres o de entorno cultural, como haría un adulto que llegara a un puesto de trabajo en el que no puede entender lo que se espera de él y simplemente termina despidiéndose, el niño debe montarse un personaje colateral que más o menos responda a lo que se espera de él. Por otra parte como los padres o quien lo cuida han de tener forzosamente razón, porque de otra manera él sentiría que su supervivencia está amenazada, cualquier fallo en ejecutar bien ese personaje sobrepuesto lo atribuye a él mismo y aparecen las culpabilidades y erosiones en la autoestima que no tienen sentido en cualquier otra especie viva, ni tampoco lo tendrían respecto de su propia naturaleza.”

Juan Trigo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s