“Fuimos creados iguales, y debemos hacerlo en posiciones iguales”, dijo Lilit la primera esposa de Adán


Según consta en la literatura hebrea, Lilith fue la primera esposa de Adán. Estaba hecha con arcilla, igual que él. Era hermosa y libre. Hasta el punto de que se quejó de tener que yacer con Adán siempre debajo: “Fuimos creados iguales, y debemos hacerlo en posiciones iguales”, protestó. Cansada de que Dios no atendiera sus reivindicaciones, se fue del Paraíso. Entonces Adán recibió una nueva compañera, Eva, creada a partir de una de sus costillas, y por lo tanto sumisa.

Una representación de este doble femenino se encuentra en el cuadro de Miguel Angel, “La Tentación de Adán”, donde la serpiente, encaramada al Árbol de la Ciencia, tiene forma de mujer.

Juan Trigo, en “El terrorista interno. Hay vida antes de la muerte

Anuncios
de planocreativo Publicado en CITAS

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s