¿POR QUÉ NOS HEMOS ENCONTRADO TÚ Y YO?


*

“Si la casualidad no existe, tú y yo nos hemos conocido porque debíamos hacerlo y en el momento apropiado”

Juan Trigo, en “El retorno de Vivianne. Amantes en el Paraíso”

Imagen: Evenig Eve

Anuncios

14 comentarios el “¿POR QUÉ NOS HEMOS ENCONTRADO TÚ Y YO?

  1. Puede ser, pero el problema de confiar en que haya un propósito es que inevitablemente deseamos que este corresponda a nuestra particular idea de Dios, mientras que labúsqueda de la verdad han de hacerse in deseos, es decir, buscar la verdad, sea ésta cual sea, quiero decir que neutralizar los desos de que haya una jerarquia cósmica a nuestro gusto pasa por dar entrada en nuestra conciencia a la posibilidad de que esa Verdad absoluta que buscamos no sea de nuestro agrado, incluso sea, en términos teológicos, terrible. Eso constribuye a buscar nuestra propia libertad. La libertad, como el Amor universal, significa no necesitar nada a cambio, tampoco que el orden cósmico se ajuste a lo que nosotros creemos.

    • Me enfrasqué en la búsqueda por años…
      incansablemente…esperé respuestas…
      y lo que tenía que hacer, era tan simple…
      respirar, sonreír y caminar (Thich Nhat Hahn)

  2. Así es, la vida es como es y no hay más.
    Todo lo demás son pajas mentales que muchas veces nos provocan sufrimiento y desazón y otras veces consuelo..
    Los por qués, creo que son refugios que nos buscamos cuando intentamos entender algo que se nos escapa.
    No hay ninguna pregunta y tampoco ninguna respuesta.

    • La purita y santa verdad…¿pa qué joderse la psiquis?, jajajajaja…sólo nos hacemos tontos graves y nos perdemos de redescubrir al niño eterno que mora en nuestro ser.

  3. En mi opinión las preguntas solo son resíduos de los excesos de la actividad neuronal del cerebro que interfieren y perturban sus funciones esenciales, como la percepción de lo in mediato y lo lejano, la del sentido del equilibrio, la conciencia del ser y su capacidad de comunicar, etc.
    El problema de las preguntas es que las formulamos cuando la respuesta ya esta en nuestramente pero no queremos admitirlo, y por tanto buscamos una respuesta, cualquier respuesta, la que sea paracalmar algo que tiene un origen bien distinto, como por ejemplosensaciones o en simple funcionamiento de las endocrinas, sin más problema.
    la insatisfacción, tantas veces irreal e imaginaria, es lo que provoca preguntas que por ese mismo motivo no tienen respuesta. La insatisfacción solo se calma o “responde” sintiendo, comunicando, percibiendo, siempre que logremos despues de mucho esfuerzo ser sinceros, obviamente con nosotros mismos.

    • Hola Juan! También me gustaría compartir este contenido ya que ha sido parte de mi experiencia personal, este conocer la respuesta y a la vez una parte de nosotros desesperarse y rebelarse por la certeza de que es así, la ansiedad que surge por no poder controlar, dominar y provocar lo que se quiero cuando se quiere. En realidad uno se siente como un niño con una pataleta, pero he aprendido a ser también condescendiente y a no criticar al niño interno, necesita comprensión y un poquito de tiempo. Gracias por compartir Juan.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s