NO TIENE NINGÚN SENTIDO VIVIR COMO PERROS RABIOSOS ATACÁNDOSE CONSTANTEMENTE HASTA LA DESTRUCCIÓN.


*

El abogado Aleistair Crowley tenía su bufete en Conduit street, una de las calles más selectas del centro financiero de Londres, cerca de la no menos exclusiva galería de tiendas de Burlington Arcade. Aquella mañana su cliente, el diputado John Barrimore Cosworth Tercero, le hizo una intrigante pregunta que le llevaría de cabeza para el resto de su vida. Había conseguido el divorcio con extraordinaria facilidad; aunque a decir verdad su cliente pudo muy bien prescindir de sus servicios, porque la esposa de éste, contrariamente a lo que ambos se imaginaban, no hizo más que allanar el camino para una separación amistosa. Tanto es así que no hubo ninguna necesidad de ir a juicio.

– Me queda una cuestión todavía, Aleistair.
– Usted dirá, John, pero, ¿no está todo resuelto?
– Sí, sí, claro. Hemos repasado todos los detalles, no parece que haya ninguna trampa escondida, o factura que no hayamos podido prever.
– Claro, lo hemos repasado mil veces. Entonces, ¿Qué le preocupa?
– ¿Para qué han valido esos 18 años de infierno?
– ¿Cómo dice?
– Oh, no tiene nada que ver con asuntos de la judicatura, más bien es una pregunta existencial que yo me hago, ahora que ha pasado todo: ¿ha tenido algún sentido someternos y a nuestros hijos a ese infierno dantesco que parecía inacabable?
– Eh…
– Bueno, ya sé que en este momento y en este lugar requiere un esfuerzo intelectual que no tengo derecho a pedirle, pero, ¿con quién más puedo compartir esta honda insatisfacción de haber perdido lo mejor de nuestras vidas en una mascarada destructiva? ¿He de preguntárselo a Dios?
– Pues, tal vez, porque yo… John, ¿Por qué no prueba a consultar a ese psiquiatra de Viena, Sigmund Freud creo que se llama, que utiliza los métodos hipnóticos de Charcot para encontrar las causas profundas de nuestras torturas, en el fondo de nuestras conciencias? ¿Cómo pudieron aguantar ustedes dos tantos años…?
– Esa es precisamente la pregunta que no logro responderme, y por eso se la hago a usted porque a lo largo de estos largos trámites creo que nos ha llegado a conocer my bien.
– No, en absoluto. Aquí solo hemos visto documentos, bienes, propiedades, y la codicia de cada uno por quedarse con la mayoría de ellos. Pero ni por asomo puedo comprender qué les ha hecho tolerar ese infierno, del que sus amigos hemos sido testigos tantas veces, entre ustedes y para sufrimiento de sus hijos.
– ¿La necesidad de ir probando nuevas vías de entendimiento? ¿las culpabilidades por no ser capaces de? ¿la protección de nuestros hijos, que en realidad ahora respiran aliviados de no tener que soportar gritos e insultos? ¿un poco de todo? No lo sé. Ahora que ya ha pasado y me encuentro en medio de un prado florido en primavera con un sol radiante me digo, ¡qué gran estupidez! ¡Qué inútil pérdida de tiempo y salud! Si solamente pudiéramos observarnos un poco de lejos en algunas ocasiones, saldríamos corriendo sin más.
– Y nos dejarían sin trabajo a los abogados.
– Tal vez los médicos también se quedarían sin trabajo si solamente pudiéramos rechazar vivir como perros rabiosos que solo saben destruirse mutuamente.

Anuncios

4 comentarios el “NO TIENE NINGÚN SENTIDO VIVIR COMO PERROS RABIOSOS ATACÁNDOSE CONSTANTEMENTE HASTA LA DESTRUCCIÓN.

  1. leonor escardo pertenezco al movimiento poetas del mundo represento a argentina escribo poesia y cuento que en breve les mando

    tengo mis perros rabiosos y perseguidores enloquecidos por mi reconocimiento oficial y mi contacto con el mundo que ha sido muy intenso y espiado por los perros a los que nos referimos

  2. Pingback: Buy litecoin With paypal Virwox

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s